miércoles, 11 de junio de 2014 0 opiniones

¿Alguna vez una mujer te ha llamado Animal?


   Cuando un hombre le dice a otro: nos vemos mañana a las cuatro, significa que ambos se verán al día siguiente, a las cuatro, para hacer algo. Cuando le dice: a las cuatro en punto, significa que el interlocutor tiene que dejar de lado la conversación que estaban teniendo y girar la cabeza hacia la dirección indicada de un reloj, imaginando que él fuera el centro del reloj. ¿Por qué? Porque en esa dirección hay una mujer está mostrando algo: culo, tetas, bragas, etc.

   Es el modo civilizado mediante el cual los hombres comparten la información de desnudo visualmente disponible. Y todos los hombres normales, incluso los que están satisfechos sexualmente (follados esa misma mañana hasta que no les quedaba gota alguna de semen y con el frenillo a punto de reventar) harán exactamente lo mismo: girarán sus cabezas hacia la dirección indicada y escanearán visualmente la zona rápido, no vaya a ser que se pierden la muestra gratuita de desnudez. 

   Hacemos esto incluso sin que nadie nos lo diga. Lo hacemos incluso con los hombres que no conocemos. Nos vale con ver que el tipo de la mesa de al lado está mirando fijamente algo y lo miraremos nosotros también. Esto porque sabemos que un tío normal no miraría fijamente algo si no tuviera que ver con algo digno de mirar. Los hombres no cansan sus retinas para banalidades. 

   Hace unos días, vi una cosa que antaño debió ser una mujer. Llevaba falda, jersey, bolso, tacones, pero ya no era una mujer. Era una... cosa con aspecto de un ser vivo. Fumaba con un estilo considerado de lo más vulgar y hortera, incluso por un tío. El viento le levantaba, de vez en cuando, la falda, dejando ver un poco su ropa interior.

   Horrible. ¡Totalmente no-follable! Cuando estamos con una mujer y ella nos señala semejante espécimen hacemos comentarios tipo: No me enseñes cosas así. / Déjame. / Creo que ya no podré follar nada en mi vida. Pero cuando estamos entre hombre, miramos un poco y decimos: Sí, es desagradable. Pero vamos a ver ¿cómo puede ser tan desagradable? Joder, qué desagradable. Pero en verdad estamos pensando en cómo era esa tía antes de ser desagradable. Podría recogerle las tetas con un cubo y no me daría abasto, por lo tanto en su tiempo tenía las tetas grandes. Es alta, por lo tanto seguramente sus piernas eran atractivas. Ese pelo destrozado por el tinte parece que tenía un color bastante bonito... Y nos las follamos, mentalmente, hasta a esas tías que nos resultan desagradables, pero no ahora, sino en el pasado, cuando eran follables. Porque todas las mujeres del mundo lo han sido, al menos un solo mes de su vida, follables, quiero decir, merecedoras de tu interés. 

¿ Adónde quiero llegar con todo esto?

Si te ha dicho alguna mujer alguna vez algo parecido a esto: ¡Animal! ¡Te follarías hasta un erizo si te prometiera que no te pincharía!

Tenía razón.




Entrada bastante machista, igual deberías leer esto: Hablemos de Feminismo.

 
;