viernes, 31 de enero de 2014 5 opiniones

''El buen gusto musical''


   Hasta la polla ya. Sí, hasta la polla. Hasta la polla de niñatos/as que van de super entendidos/as de la música y cuando se encuentran con alguien que escucha la misma música que ellos les dice: ''Pues tienes buen gusto musical''. ¿Buen gusto musical? Venga ya hombre, cómeme la polla y atragantate un rato. No me tachéis de vulgar, la situación requiere el uso de tantas palabras ''mal sonantes''.  Tampoco quiero dar a entender que yo sea un maestro de la música, simplemente me enervan las personas así.

   ¿En qué se basa vuestro criterio del ''buen gusto musical'' de los cojones? ¿En que escuche la misma música que tú y puedas mojar la ropa interior hablando de tus grupos preferidos en compañía de alguien?
¿Si alguien escucha grupos o estilos diferentes deja de tener el tan valorado y aclamado ''buen gusto musical''? 

   El gusto musical varía tanto de una persona a otra que me parece inconcebible afirmar que alguien tiene un ''buen gusto musical''. 

   Dicho todo esto, os dejo a vosotros mismos pensar y reflexionar acerca del gusto musical. Espero vuestras opiniones. 

Att: Alguien con un gusto musical propio. 



miércoles, 29 de enero de 2014 0 opiniones

Socializando en contra de la socialización.


   Me tiré unos dos días sin postear nada en Facebook, y un amigo me preguntó que si estaba bien. ''Claro que estoy bien, por eso no he posteado'', le respondí. ''¿Y si publico ahora, significa que ya no lo estoy?'' pregunté retóricamente. A lo que él me dijo: ah, ok, adiós! No tuve tiempo siquiera para preguntarle un sucio ''¿qué tal?''

   Moraleja: en Facebook a la gente se la soplas. Por desgracia, hemos conseguido, en muy poco tiempo, acomodarnos y adaptarnos a Facebook. Me explico. Tenemos la sensación de que si damos un like, o intercambiamos 3 palabras por chat, con un amigo, mantenemos la vieja amistad, empezada cuando nos conocimos en persona y nos tomamos unas cervezas juntos, o simplemente hablamos cara a cara. Ni siquiera si alguien nos pagara para alejarnos de las personas sutilmente nos saldría tan bien como lo hacemos ahora, socializando en contra de la socialización. 

   Espero con gran interés los entierros vía Facebook. Que en el cementerio esté solo el muerto y los empleados de la funeraria, y nosotros, en Facebook, intentando descifrar el menú de la aplicación que genera coronas de flores virtuales, con el mensaje de ''Descansa en paz'', en el muro del muerto.

lunes, 27 de enero de 2014 0 opiniones

Lo voy a preguntar con delicadeza, ya que algunos sois menores de edad...

¿Qué cojones hacéis en ask.fm?


   Desde los 13-14 años hasta los 20 he estado quejándome de que mi padre ''no me entiende'', ó  he pensado que no me entiende, puede que los años le hayan afectado el juicio. ¿Cómo cojones iba a saber de que quizás el que no entendía no era él, sino yo? Él es un hombre de pueblo que se mudó a la gran ciudad siendo joven, con una mentalidad un poco cerrada, pero aún así no era como yo, que tengo una mentalidad flexible. Ni siquiera ahora entiendo por qué intentaba conseguir su aprobación para algunas cosas que no formaban parte de su mundo: la música con ''gritos'', la melena, irme de casa un x número de días, etc...

   La nueva generación de chavales tiene, por suerte, padres algo más modernos de lo que los tengo yo. Gente que entiende de Internet, de Rock, de drogas, de peleas y de ropa pomposa. En serio, ya no es tan difícil hablar con tus padres acerca de varios temas como: ''no le gusto, aunque yo me muera por ella, creo que me voy a morir'', ''si no bebo yo también, seré el parguelas del grupo''; o bien, el dramático caso de: ''si no follo yo también, seré la tonta de clase''. Puedes hablarlo con ellos, en serio, probablemente tu madre también fue la ''tonta'' de clase.

   Yo hacía, y sigo haciendo, el 90% de las gilipolleces en ''secreto'', porque de haber llegado a discutirlas con mi padre antes de hacerlas, habría corrido el peligro de que le diera un ataque al corazón. Ahora, sin embargo, no entiendo por qué los chavales siguen esta moda, antisocial, teniendo unos padres tan comprensivos en muchos casos. Lo que os aconsejan viene de gente que ha vivido más que vosotros, y en muchos casos, muchas experiencias similares.

   Y aquí llego al tema: ask.fm. Sí, todo ese rollo de la introducción era necesario para llegar hasta aquí. Desde luego, una de las redes sociales más mierda del mundo. El lugar en el que te puedes comportar como un retrasado sin personalidad, e insultar desde el anonimato. El lugar donde los tíos se la machacan hablando con las tías a las que no tienen agallas de abordar. 

   Porque solo de esto trata ask.fm. Los tíos hacen preguntas idiotas y humillantes a las tías, las cuales, por motivos extraños, les responden tragando toneladas de mierda. Seguramente se hagan las duras, pasando de los insultos con una fachada de indiferencia online, tras la cual puede que se esconda alguna que otra lagrima. 

   No uséis más ask.fm chicas. Sin vosotras, los pequeños pajeros sin sangre en la polla van a seguir hablando una semana o dos acerca de teléfonos, coches, fútbol o esteroides de gimnasio por un periodo máximo de un mes. La paja, en un grupo de chicos, es un poco aburrida, y os lo digo yo que la practico con regularidad con mis amigos, cada uno a lo suyo claro. Os necesitan a vosotras, para convertirse, según creen ellos, en hombres. De hecho, se atacarían entre ellos, como una manada de leones sin capataz. La mayoría solo usan ask.fm con la mentalidad de: ''Tengo una polla, ¿cómo me puedo entretener hasta que aprenda a usarla? Voy a intentar reírme de las chicas que me gustan, porque soy así de subnormal, vulgar y gilipollas.''

   Y para los padres: ¿Cómo coño dejáis que vuestros hijos se hagan ask.fm? ¿U os habéis propuesto criar orangutanes en vez de hombres?

Dicho esto, claramente, he cerrado mi cuenta de ask.fm, lo que quiere decir, que a partir de tendréis que comunicarme personalmente lo subnormal, gilipollas, engreído o lo que tú quieras llamarme, dando la puta cara. También tendrás que dar la cara para decir que me quieres follar o preguntarme si tengo novia.

sábado, 25 de enero de 2014 0 opiniones

Facebook lies.



   Tengo 1984 ''amigos'' en Facebook. Justo mientras escribía esta entrada agregué a un viejo conocido de la muerta red social Tuenti. Así que ahora van 1985. Cuando tenía 1984, envié una solicitud a un evento a toda la lista. Facebook se la ha enviado solo a 1734 usuarios. El resto simplemente no aparecen en la ventanita donde vas marcando con un tick a quien quieres que reciban tu invitación.

   Lo más probable es que el motor de búsqueda, cual sabe quien ha recibido un mensaje y quien no, puede identificar las cuentas falsas o suspendidas. Entonces, Facebook sabe cuando no existes. ¿Por qué no te avisa Facebook de que algunos de los que forman parte de tu lista de amigos ya no son activos? ¿O por qué no hace nada para identificar, denunciar y borrar las cuentas falsas?

   La respuesta es simple: cuando eres una red social, es mejor parecer grande. Sonaría mal, después de anunciar en Octubre de 2012 que han llegado a la vertiginosa cifra de 1 billón de usuarios, rectificar ahora mismo y decir que en realidad hay solo unos 850 millones de personas con cuenta.

   Para mi, a partir de hoy, Facebook es entre un 15% y25% más pequeño.


viernes, 24 de enero de 2014 1 opiniones

Me gustan las tetas.


Las tetas amigos.    
   Esos dos bultos que se presentan en el pecho de cada mujer. Desde pequeño me han apasionado esos dos bultos. Quizás se deba al periodo de lactancia de cuando era pequeño, eso es lo que dicen los psicólogos y entendidos del tema. Yo, no lo sé, no voy a soltar un párrafo copiado del wikipedia para aparentar que entiendo del tema. Ya me informaré, pero si lo hago será para mi, no para dármelas de listo en un blog de mala muerte que leen 3 gatos.

   Como iba diciendo, de pequeño me apasionaban las tetas, pasión que sigue muy presente hasta día de hoy. Podría tirarme horas jugando con un par de tetas, como un niño con... unas tetas también, ¿por qué no?

   Con la temprana edad de 3-4 años, fui a la playa con mis padres. Yo iba a lo mío, jugando con una pelota, hasta llegar a la zona donde la gente ponía la toalla, me quedé atónito ante tal despliegue de tetas. Dejé la pelota en el suelo y me limité a estar de pie, apreciando el panorama. Tras un breve rato, mis padres llegaron hasta donde yo estaba. Sin dejarles articular pregunta alguna empecé a gritar lleno de emoción: ''Mamá, papá, ¿habéis visto cuantas tetas? ¡Aquí hay muchas tetas!'' Me escucharon todos los de mi alrededor, no solo mis padres. Las chicas que estaban haciendo topless se taparon sutilmente. Yo seguía dando saltos y apreciando las mamellas. Mis padres, me dijeron que me callara, ya que les estaba mirando todo el mundo y me llevaron a un lugar sin tantas tetas.
   Esto me lo contó mi madre, ya que yo ni siquiera lo recuerdo. Me pareció un hecho digno de compartir.

Tetas amigos. Son maravillosas. A mi me gustan, a ti te gustan, a todos nos gustan. Da igual tu sexo u orientación sexual.

Saludos a todos los tetófilos que hay por ahí sueltos.

Pon un buen par de tetas en tu vida.

PD: Si alguna lectora desea compartir sus tetas conmigo, aquí está mi e-mail: rocky-liviu@hotmail.com
Lo que me mandéis claramente será solo para mi

Yo lo suelto, si cuela, cuela, y sino, me la pela.





miércoles, 22 de enero de 2014 0 opiniones

Fuck you League of Legends!



   Empiezo esto introduciéndoos lo que es League of Legends y de qué va. Pues bien, League of Legends es un juego de estrategia en el cual te puedes encontrar con muchos retrasados que te hacen rabiar a más no poder, hasta tal punto que llegas a desear la muerte de dicho sujeto falto de neuronas, lo peor es que estos especímenes suelen echar la culpa a los demás si van perdiendo, pero bueno, no entraré en detalles, igual algún día escribiré una entrada de los tipos de personajes que encuentras en el LoL. 

  Dicho juego es muy adictivo, por ello llegué a echarle muchas horas de juego. Ayer, mientras estaba en el trono, que aparte de ser mi momento de lectura diario, sin contar antes de irme a dormir, también constituye mi momento de reflexión del día. 
Hace dos semanas cogí 4 libros de la biblioteca, antes leía mucho más, por lo tanto ya habría devorado con ganas 3 de esos 4 libros. En este caso apenas voy por la mitad de uno de ellos, y no es que el libro no me haya ''enganchado'', simplemente no he tenido tiempo de leerlo. Ahora pensaréis: ''Joder, es totalmente comprensible, no siempre se suele tener tiempo para hacer lo que te gusta''. Francamente os digo: una polla. Mi tiempo lo dedicaba a jugar a este juego, lo que viene siendo lo mismo a perder el tiempo y acumular un montón de conocimientos que de poco te sirven. Te llenas el coco con información innecesaria acerca del juego. Y no solo me quitó del tiempo dedicado a la lectura, sino a muchas otras cosas, como patinar, salir con los amigos, estudios, escribir, música, hacer ejercicio, series, etc...

Al tirar de la cadena, fue como si accionara un interruptor en mi cabeza, que hizo brillar una luz, una luz radiante, llena de esplendor y más maravillosa que un puto double rainbow. Claramente, la luz es solo una metáfora a que me vino una idea a la cabeza, no lo interpretéis ahora como si un aura empezara a surgir de mi puta cabeza de chorlito. Luces y auras aparte, tal idea fue desinstalar el LoL, nada más sentarme delante del ordenador desinstalé el LoL y la verdad es que me siento mejor, mejor conmigo mismo sabiendo que ahora aprovecharé ese tiempo para otras cosas que me llenarán más que un videojuego de mierda. Sin ir más lejos, aquí está a prueba, estoy escribiendo una entrada (claramente si no hubiese tomado esa decisión, esta entrada no existiría), pero no solo escribiré ésta hoy, para más tarde tengo pensado publicar otra, por lo tanto yo creo que sí funciona. 

   Desde aquí os aconsejaría que todos hicieráis lo mismo, y si no queréis ser tan radicales, al menos controlar el número de partidas o de horas dedicadas a ello, porque sino, tras unos meses, quizás años, de haber estado jugando a esto, os sentaréis a cagar y pensaréis: ''Joder, ¿qué estoy haciendo con mi vida?''.

   Espero que os toquen muchos afk's y muchos trolls. Amén Pedro.




miércoles, 8 de enero de 2014 1 opiniones

Witches and Other Night Fears.


   '' Las Gorgonas, las Hidras y las Quimeras, las terroríficas leyendas de Celeno y las 
Arpías, pueden reproducirse en el cerebro de las mentes supersticiosas… pero ya estaban allí 
desde mucho antes. Son meras transcripciones, tipos; los arquetipos están dentro de nosotros y 
son eternos. De lo contrario, ¿cómo podría llegar a afectarnos el relato de lo que sabemos a 
ciencia cierta que es falso? ¿Será que concebimos naturalmente el terror de tales entes en tanto 
que pueden infligirnos un daño físico? ¡No, ni mucho menos! Esos terrores están ahí de antiguo. 
Se remontan a antes de que existiese el cuerpo humano… No precisan siquiera de él, pues 
habrían existido igualmente… El hecho de que el miedo de que tratamos aquí sea puramente 
espiritual —tan intenso en proporción como sin objeto en la tierra— y que predomine en el 
período de nuestra inocente infancia plantea problemas cuyas solución puede aportarnos una idea 
de nuestra condición previa a la venida al mundo o, cuando menos, un atisbo del tenebroso reino 
de la preexistencia. ''

lunes, 6 de enero de 2014 1 opiniones

Confesión de un toxicómano.


   Antes de empezar quiero decirles que esto que os voy a contar a continuación es una entrevista a un toxicómano que he encontrado en un blog de un famoso que sale en la televisión de Rumanía. La verdad es que lo que contó el entrevistado me pareció muy bueno, y dado que son experiencias propias, más aún, por lo tanto, para que lo podáis disfrutar todos, he decidido traducirlo. Ya no voy a haceros perder el tiempo con más palabras pomposas, dejo que él hable.

   19 años, estudiante:

   Sentía cómo me ahogaban y apretaban el cuello con una garra invisible.

   Ya no soportaba a mi familia, mi madre, mi hermano. Robé todo de casa, para venderlo, y suministrarme mi dosis.

   Ahora ya no tengo dinero... No sé cómo, pero robo, hago cualquier cosa, mato y lo consigo.

   Sientes que el dolor de huesos te aturde rápidamente, que verdaderamente enloqueces, las lágrimas empiezan a caer y piensas que estas venas llenas de pinchazos están tan vacías... y a cada instante que pasa, no tienes con qué llenarlas para apaciguar ese dolor físico.

   ¡Vivo con el miedo de que mañana moriré si no sigo metiéndome! No puedo escapar, he estado en desintoxicación, pero no puedo más. Tengo la voluntad aniquilada, ni siquiera el amor hacia los seres queridos ha vencido en mi caso. Este dolor físico, atroz, el hecho de que no puedes respirar y ese mal estar general te matan lentamente.

   Soy esclavo y haga lo que haga no puedo escapar. Sigo temblando, incluso ahora, ¿ves? (enseña las manos que están apretando fuertemente una botella de agua, temblando caóticamente).

Tengo 19 años, ¿sabes? Si me miras, me echas por lo menos 10 años más. He robado mi propia juventud y seguro me voy a morir. Mi familia están desesperada, mi madre cayó en una depresión hace un año. Han intentado todo, hasta la policía, y nada.

   Cuando no te tomas la dosis (y llevo unos años tomando heroína) sientes que, efectivamente, te rompes en mil pedazos y pierdes el contacto, sientes que no tienes puntos de referencia y es tan jodido...

   Tengo que tomar mi dosis, volver, aunque sea solo por unos míseros minutos de falsa resistencia... ya no es placer, es esclavitud... si no te suicidas cortándote la yugular.

   Al principio tomada LSD o hierba... ahora heroína... antes las combinaba... Cuando tomo mi dosis, siento indiferencia, no me importa nada, estoy tranquilo. Cuando pasa el efecto, ansias la paz de antes. No quieres que te piten los oídos. No quieres ver más gatos por las paredes, bestias en tu mente hurgando tu cerebro ya vacío.

   Lo curioso es que, mientras duran los efectos, se agudizan tus sentidos. Te sientes el más. Después, se pasa el efecto y ya no te sientes NADA para nadie, ni siquiera para ti mismo.

   Lo que sientes, es físico... el dolor atroz, la furia por no tener tu dosis, indiferencia... empiezas a cortarte los brazos con un cuchillo para enmascarar el dolor de la dependencia con otro dolor, pero no escapas. Pueden escapar aquellos que son verdaderamente fuertes. Es mi gran amor, soy el hijo de la droga. Ya no me pertenezco a mi mismo.

   Os miro, a aquellos de mi alrededor y la gente de la calle. ¿Amor? No. ¿Buena vida? ¿Qué es eso?

   ¿Me preguntas por qué he empezado a tomar? No te voy a decir que he empezado porque mi padre pegaba a mi madre, o porque mi hermano tiene una enfermedad mental, o porque no tenía dinero para ciertas cosas, ¡no! 

No, ha sido mi elección, y solo mía. He elegido un camino por el cual no quiero volver, ni siquiera con el riesgo de la muerte acechando. En algún instante me gustaría, pero el dolor es más fuerte que yo. La necesidad.

   Miro a mi madre y no siento otra cosa que pena. Pena hacia ella, hacia mi y hacia todos los de mi alrededor, porque les he robado a ellos también la vida, Y con todo esto, espero ansiosamente mi próxima dosis. No quiero despertarme por la mañana y no tener la dosis... ¡así de mala es la droga!

Has leído y participado en el drama de un toxicómano ¿Qué opinas?

P.D: No toméis drogas.



domingo, 5 de enero de 2014 1 opiniones

Deseo ser una tía.


   Siempre he pensado que ser tía debe ser la hostia, tienen muchas ventajas, como por ejemplo:

- Las tías pillan cachos mucho más fácil, sin ir más lejos, una tía, pongamos que está en una discoteca, le dice a un tío que si se quiere liar con ella y el tío seguramente acepte. Voy yo a una discoteca y le digo a una tía que si se viene al baño conmigo y me cruza la cara, me tira la copa encima, luego el novio me da un par de toñitas y tras todo ese calvario los seguratas me arrastran hacia la puerta para echarme y seguro que por el trayecto un tío borracho me vomita encima.

- Las tías pueden dar besos e ir de la mano con sus amigas y que nadie se cuestione su sexualidad. Yo me doy un beso con un amigo e igual aparecen de la nada un par de nazis y me dan una paliza skin.

- No tener que afeitarse la puta cara, bueno, hay casos y casos de tías, ahí ya no me meto, yo hablo a modo general. 

- Te dejan pasar primero y te abren la puerta, bueno, yo personalmente muchas veces disfruto de esta ventaja, así que no me quejo.

- Te puedes poner ropa de tía y nadie te lo recriminará.

- Si estás en el Titanic te librarás.

- Siempre puedes recurrir al dolor de cabeza para deshacerte de algunos quehaceres, si eres hombre y pones esa excusa, corres el riesgo de que te llamen marica.

-  Consiguen pasar gratis a discotecas, pero bueno, ahora que lo pienso esto no siempre es una ventaja, te dejan pasar gratis a una discoteca, sin copa, si quieres beber algo no te queda otra que comprar una copa o conseguir que algún pobre tonto te pague una Fanta con la esperanza de que le harás una mamada salvaje, la mamada de su vida, en los baños, esos baños que está el suelo lleno de meado, huele a mierda y si tienes suerte, igual te encuentras con algún vómito por el suelo también. Si no encuentras a tal pringado, tienes que comprarte una copa, que vale lo mismo que la entrada, con la cual ya te daban una copa. Aparte de eso, corres el riesgo de ser toqueteada por toda clase de baboso que se aprovecha de la ventaja de estar dentro de una multitud.

   Quizás no haya tantas ventajas en ser tía, si pensamos en la regla, ese chorro de sangre y restos de ovulo que te sale mensualmente del potorro, el dolor del parto, no tener tanta facilidad por mear en el sitio que te plazca, etc...

   Añadiendo el hecho de que vivimos en una sociedad aún bastante machista, pues ser hombre no es tan malo oye.




Entrada con toques machistas, igual deberías leer esto: Hablemos de Feminismo. 

viernes, 3 de enero de 2014 0 opiniones

El cuenta cuentos: El chico con un sueño


   Hubo una vez, como en cuentos, aquellos cuentos que tu madre te solía leer antes de irte dormir, si has tenido madre, o una madre que supiera leer, o bueno... una madre que te leyera cuentos, vale, vale, ya paro. Como iba diciendo, existió una vez un chico, un buen chico, de los que pocos quedan ahora, que solo quería conseguir una cosa, una cosa para la cual practicaba todos los días, pero su escasa flexibilidad no le ayudaba, exacto, lo único que quería ese pobre y humilde crío era lograr dominar el arte de la autofelación. Por más que lo intentaba, nunca llegaba, tras días y días de ponerse a ello, su flexibilidad no le daba.
 Lo que hizo fue conseguir que otras lo hicieran por él.

Moraleja: Si no puedes hacer algo, consigue que los demás lo hagan por ti.
 
;